¿Qué crash pad comprar?

admin/ mayo 11, 2020/ Uncategorized/ 0 comentarios

mujer escalando boulder vista desde arriba con crash pads abajo y otra porteando

Muy buenas te dejo aquí la única guía actualizada con los últimos avances para decidir que crash pad comprar, cuál es mejor para ti y qué beneficios tienen unos factores sobre los otros.

En primer lugar, ten en cuenta para qué sirve el crash pad

Sí, todos sabemos que el crash pad sirve para minimizar el riesgo de hacernos daño en las caídas cuando escalamos. Pero a eso no es a lo que nos estamos refiriendo, sino a algo más importante: ¿realmente qué uso le voy a dar al crash pad?

Esto es algo que antes de comprar un crash pad no se suele pensar y, es totalmente necesario. De las personas con las que sueles escalar ¿tiene alguien? Si no es así, quizá te interese que ocupe el mayor espacio posible; pero y si ya contamos con uno o varios crash pads ¿cuál es el que me interesa?

Pues ahí debes pensar en qué huecos soléis dejar libres o hacia dónde movéis el crash pad cuando avanzan los escaladores. Si por ejemplo el hueco de los pies (en desplome especialmente) lo dejáis libre al comenzar, quizá busques un crash pad pequeñito y barato para que lo cubra. Si en general tenéis todo cubierto, simplemente busca uno que te guste atendiendo a los factores que te cuento más abajo.

 

Ya sé para qué quiero el crash pad, ¿en qué me fijo ahora para escoger el adecuado?

Vamos a hacer una lista para que veas todos los factores a tener en cuenta en un crash pad. Como ya decimos, no existe el crash pad perfecto, sino el crash pad que mejor se adapta a tus necesidades o soluciona tus problemas. Sabiendo esto, fíjate en los cuatro factores principales:

  • Amortiguación: La amortiguación es la capacidad que tiene un crash pad de absorber la energía cinética de una caída y hacer que el escalador sufra lo menos posible.
  • Tamaño: Generalmente podríamos decir que cuanto más grande, mejor. No obstante; como te comentábamos justo antes, siempre tienes que pensar que se adapte a tus necesidades.
  • La resistencia: Esencial si queremos que nuestro crash pad nos aguante durante muchos años y nos dure muchos pegues a nuestros proyectos. Siempre, a cuanta más resistencia, mejor.
  • La comodidad de transporte: Parece un aspecto banal, pero si has llevado crash pads más de una vez te darás cuenta de que es algo totalmente esencial.

 

personas escalando bloque con muchos crash pads a sus pies

 

Cómo analizar los 4 factores principales a la hora de escoger un crash pad

Está muy bien que me digas cuáles son los 4 factores principales para comprar un crash pad pero, ahora que tengo una idea general, ¿en qué me fijo para comparar unos crash pads con otros?

Te dejamos aquí esta guía con las claves a las que hay que echar un ojo a la hora de analizar cada uno de los cuatro pilares que comentábamos anteriormente:

Amortiguación

La amortiguación es la cualidad más importante del crash pad, cualquier colchoneta debe tener una amortiguación adecuada y útil, si no, los demás factores no serán ni siquiera relevantes.

Es también la más difícil de evaluar porque se divide en dos características que al fin y al cabo vienen dadas prácticamente en su totalidad por el relleno, que generalmente es una espuma, o varias capas de espumas de diferentes densidades. Estas dos características son la dureza de la espuma y la longevidad de dicho relleno.

  • La dureza: Generalmente la dureza de un crash pad viene dada por su densidad, podemos decir a grandes rasgos que a más densidad, más dura y viceversa. Esta viene dada en kg/m3. No existe dureza o densidad perfecta, sí que te decimos que si es demasiado blanda no amortiguará lo suficiente porque absorberá muy poca energía cinética y, si es demasiado dura, será lo mismo que caer al suelo. Los crash pads suelen rondar los 30 o 35 kg/m3 aproximadamente, pero debes encontrar la que más te guste a base de experiencia probando distintos modelos y densidades.
  • La longevidad: Aquí, por desgracia, sólo puedes fiarte de las experiencias tanto propias como de semejantes. Es decir, cierto es que las marcas sacan nuevas tecnologías y te cuentan cómo son sus características, pero nunca hay nada mejor que probarlas en el terreno y ver cómo funcionan. Las reviews en internet te serán muy útiles y puedes visitar nuestra sección marcas, donde hablamos de nuestras experiencias tras muchos años de práctica con las distintas marcas y modelos en específico. De esta forma podrás guiarte mejor teniendo ya información.

Tamaño

En el tamaño sólo tenemos este propio factor para fijarnos, el mismo tamaño. Ahora bien, te dejamos aquí unos tips y consejos para que pienses en todo antes de escoger un tamaño u otro.

Como ya te adelantábamos, generalmente a mayor tamaño del crash pad, mejor. Esto se debe a que cubres más cantidad de espacio y eso siempre es positivo. No obstante; recuerda que a mayor tamaño su precio también será más alto.

Fíjate en estos detalles para hacerte una idea de las dimensiones que requieres en tu crash pad:

  • ¿Sueles escalar sólo o en compañía? Si escalas solo (cosa que no recomendamos desde crash pad TOP) busca un tamaño grande ya que no podrás moverlo conforme avances en tu bloque. Si sueles escalar acompañado, el tamaño deja de ser tan importante porque podéis tener más crash pads así como mover los propios.
  • ¿Los bloques que escalas tienen una altura grande, mediana o pequeña? Si normalmente escalas bloques altos, debes elegir un crash pad con mayor grosor para que amortigüe lo máximo posible. Sin embargo; si haces bloques más bajos no necesitarás tanto grosor y los más fínos te serán probablemente más cómodos y útiles.
  • ¿Sueles escalar placas verticales o hacer desplomes y travesías? Si sueles realizar proyectos en bloques verticales un crash pad más pequeño/mediano puede cubrirte bien, ya que la zona de caída ira variando poco. Si más bien tratas desplomes y travesías, cuanto más grande mejor ya que la zona de caída ira desplazándose contigo.

  • ¿En que vehículo sueles transportar el material? Este es un problema en el que nadie se fija pero mucha gente ha entrado y se ha dado cuenta demasiado tarde. Si tienes una furgo o un coche con baca, todos contentos, no habrá problema. Pero si dispones de un coche más pequeño y además lo llenas con personas y materiales, dónde puedes meter el crash pad no es ninguna tontería. Asegúrate de que entra en tu maletero, o donde lo vayas a transportar ¡odo sea que lo compres y luego no puedas llevártelo a ningún lugar!

Resistencia

  • Lona interior: Ya hablábamos sobre la durabilidad de la lona interior en el primer apartado de amortiguación, y es que es una parte muy importante. Recuerda también que en muchos casos es posible reemplazar el relleno del crash pad. Aquí puedes fiarte de opiniones de la gente y a veces de los fabricantes porque muchos de ellos tienen una duración media mayor que otros. Puedes echarle un ojo en nuestra sección marcas, donde hablamos de ello según nuestros años con vasta experiencia propia y de compañeros.
  • La tela que recubre el crash pad: Es otro factor importantísimo, la tela del crash pad ha de ser muy resistente, de lo contrario aparecerían cortes, agujeros, quemaduras y roces rápidamente. Al igual que en la lona interior busca opiniones y experiencias si no tienes la oportunidad de tocar la lona en directo.
  • Antideslizante: Es importante que las telas protectoras que recubren el crash pad tengan antideslizante, esto implica mayor seguridad porque el crash pad no se moverá con las caídas y también por que las telas de calidad suelen incluirlo. Si no tienen antideslizante probablemente no sean de calidad superior.
  • Esquinas y cremalleras: Son las partes por donde más sufre el crash pad con diferencia. Si encuentras una colchoneta tipo crash pad para escalar y tiene las esquinas recubiertas con protección extra, mejor que mejor. Ahí es donde comienzan a romperse con el paso del tiempo, las caídas y las condiciones climáticas a las que estén sometidas. Al igual ocurre con las cremalleras, son una parte más delicada porque están cosidas a la tela y pueden sufrir más. Procura que tu crash pad tenga buena calidad en estas partes o puede que te dure poco.

La comodidad en el transporte

  • Asas, hombreras, tirantes y solapas: Echa un ojo al tipo de agarre que tendrá tu crash pad a la hora de transportarlo. Nuestra propia experiencia nos dice que los crash pad que se transportan en tipo mochila son los más cómodos. Además, si tienen un asa extra para una vez abiertos moverlos con más facilidad de un bloque a otro mejor que mejor. Sin embargo; busca siempre lo que más cómodo y confortable te sea a ti.
  • El peso: El peso es algo fundamental, por dos motivos principales. Porque afectará al transporte desde tu vehículo hasta el lugar a donde se vaya a escalar. Y porque, una vez colocado y realizando el bloque, muchas veces tienes que ir moviendo el crash pad para cubrir zonas de peligro. Siempre, cuanto más ligero sea el crash pad, mejor.
  • La forma: Es otro factor que casi nadie valora, pero es esencial. los crash pad tipo sandwich (que se doblan por la mitad o hasta en 3), son muy cómodos. Sin embargo los que tienen forma fija son más incómodos a la hora de transportarlos tanto en tu vehículo como a mano. Muchos de ellos sólo tienen un asa y son bastante tediosos de mover de un lado a otro.

 

hombre escalando boulder en una pequeña pared de roca

Sabiendo todo esto, estás preparado o preparada para comprarte tu crash pad perfecto, no dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda, te ayudaremos encantados. Echa un ojo a nuestra sección tienda, dónde encontrarás los mejores productos.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*